Los tiempos han cambiado y las obras de Lucio Fontana, Pablo Curatella Manes, Líbero Badíi, Enio Iommi, Rogelio Yrurtia, Alberto Lagos, Julio Le Parc y Fioravanti son disputadas por inteligentes coleccionistas. En el mercado internacional es Alberto Giacometti el más demandado. El americano Jeff Koons es el más cotizado de los escultores contemporaneous pero el más prolífico de todos fue sin duda Auguste Rodin.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Bronce de Alberto Giacometti.

El famoso “Perro Globo” de Jeff Koons.

“El Beso” de Auguste Rodin.