El martes 29 de junio Sotheby’s realiza 2 remates de calidad, uno con artistas británicos donde hay un bellísimo retrato de David Hockney realizado por su colega Lucian Freud en el 2002. En mi opinión lo mejor es el Wassily Kandinsky de 1937, realizado por el artista ruso en París y que perteneció a su mecenas Solomon Guggenheim, quien llegó a tener 150 obras del genial abstracto. En 1964, para difundir su obra, envió 50 a subasta y uno de ellos es este, que creo superará los 30 millones de dólares.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Kandisnky fabuloso.

Lucian Freud retrata a su amigo Hockney.

Edgar Degas, pastel de bailarina.