Cesáreo Bernaldo de Quirós, fue bautizado por Leopoldo Lugones como “El Pintor de la Patria”. Este artista supo reflejar en sus obras grandiosidad del paisaje local, la fuerza de las tradiciones y el vigor de los personajes criollos.
Esta obra fue realizada en Puerto Viejo, Paraná, Provincia de Entre Ríos, donde Quirós vivió entre 1938 y 1950. El artista recrea en ella una antigua escena de la vida cotidiana en el pueblo. Las tertulias, reuniones de personas que se juntaban para conversar en la casa de algún vecino, eran comunes en esta época.
“Tertulia provinciana” está realizada sobre tabla y muestra una técnica usada por Quirós en este período: luego de aplicar grandes capas de pintura en la superficie, procedía a retirarla con un pedazo de vidrio con los bordes sin pulir, como rayando la madera.
Fue expuesta en la muestra individual del artista en la Galería Witcomb, de Buenos Aires, realizada en octubre de 1949. También en la exposición individual en el Museo de Arte de Avellaneda, provincia de Buenos Aires, en agosto de 1956.