Leopoldo Presas nació en Buenos Aires en 1915. A los 17 años concurrió a las clases del pintor y grabador Adolfo Sorzio, para preparar el ingreso a la Academia Nacional de Bellas Artes, donde cursó sólo unos meses. Tomó luego clases particulares con el maestro Lino Enea Spilimbergo en el Instituto Argentino de Artes Gráficas. En 1939 integró el grupo Orión. En 1947 realizó su primera exposición individual. El éxito fue inmediato, ese mismo año fue premiado en el Salón de Artes Plásticas de Bahía Blanca. Siendo éste el primero de una larga lista de premios, entre los que se destacan el Gran Premio de Honor en el Salón Nacional de Pintura (1959) y el Premio Palanza, otorgado por la Academia Nacional de Bellas Artes en 1963, entre otros. En 1965 instaló su taller en el Barrio de La Boca. Entre 1979 y 1987 se radicó en París. Falleció en Buenos Aires, el 12 de junio de 2009.
La obra que podemos ver en la fue pintada durante su estadía en París. Nos recuerda las escenas del “bajo fondo” del puerto, donde se conjugan el “amor”, el malevaje y el tango, presente en esta obra a través del hombre que toca el bandoneón.