Londres y París son aún mercados donde se pueden conseguir antigüedades de calidad y las subastas de ambas ciudades durante julio nos demuestran el interés enorme que hay por aquello que tiene más de un siglo de antigüedad.

Sothebys recaudó u$s 110 millones en siete subastas londinenses y una especial en París.

En Francia, en el siglo XVIII, se pusieron de moda los muebles realizados en laca china y en Argentina había muchos. Una cómoda de tamaño normal (90×130) centímetros, realizada y firmada en 1765, quintuplicó su precio y se vendió en u$s 960.000.

Christie’s realizó 7 subastas en Londres y recaudó u$s 97 millones, con las pinturas alcanzó u$s 68 millones y vendió una joya de Venecia, un Francesco Guardi logró u$s 34 millones.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Cómoda vendida en 960.000 dólares.

Obra de Francesco Guardi de 34 millones.

Obra de Francesco Guardi de 34 millones.