Tres grandes artistas realizaron retratos de un sumo pontífice en la historia y para ellos posaron algunos Papas: Rafael, Velázquez y David. Diego Rodríguez de Silva y Velázquez viajó a Italia para comprar obras de arte para el Rey de España y también realizó retratos. En 1650 le posó el Papa Inocencio X. Esta obra que podemos ver en la poco conocida Gallería Doria Pamphili de Roma, es considerada como el mejor retrato jamás realizado.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Bacon en busca de cien millones de dólares.

Pío XII de Bacon, en busca de 10 millones.

Inocencio X de Velázquez.