Sotheby’s continúa su buena racha y recaudó cerca de 180 millones de dólares en las ventas de impresionismo y arte británico. Sorprendió la venta en más de 4 millones de dólares, de una carbonilla de Henri Matisse de 66×50 cm. Una de las grandes pinturas de Picasso del año 1932, se vendió en más de 36 millones el pasado martes y para muchos expertos dicho año es de los más importantes del artista. Otra de las grandes ventas, por 17 millones de dólares, fue el bronce de Alberto Giacometti, quien tenía admiración por los gatos.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Carbonilla de Matisse vendida en más de 4 millones.

Picasso de Marie-Thérèse Walter de más de 36 millones.

Gato de Giacometti de 17 millones.