Gran Bretaña se consolidó como el segundo mercado de arte del mundo en los últimos años. Las principales galerías y casas de remate están muy activas allí y han superado al mercado chino, aunque el 44% del mercado se encuentra en Estados Unidos, siempre Londres tiene el atractivo de los mejores anticuarios y un renacer de galerías de arte contemporáneo.

En Christie’s La obra más cotizada fue una pequeña naturaleza muerta de Paul Cézanne. Otro tanto podemos decir del bellísimo paisaje con personajes de Gustave Caillebotte, que alcanzó los 22 millones. Buen valor para la elegante dama del inolvidable Giovanni Boldini que se vendió en 1,45 millones.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Cézanne y un estudio millonario.

Caillebotte, pleno color y récord.

Boldini, la elegancia a full.