“Mujer Sentada” es una obra realizada por PABLO CURATELLA MANES durante su segunda residencia europea (1917-1918). Fue realizada en talla directa sobre madera, luego modelada en yeso y más tarde fundida en bronce a la cera perdida. En 1917 Curatella viaja a Europa, visita Barcelona, Madrid y se instala en París. Allí estudia en la Academia del artista nabis Paul Ranson, y frecuenta a Maurice Denis, Paul Sérusier y los escultores Aristide Maillol y Emile Antoine Bourdelle. Sus obras de este período son figurativas pero ya reflejan la intención de buscar una simplificación de las formas y la contención en el movimiento de la figura. “Isis” y “Mujer sentada” son claros ejemplos de esta tendencia.