Cerca de 2 millones de dólares en ventas fue el resultado de 4 remates en el pasado mes de julio. Martín Saráchaga vendió en su primera noche unas 50 pinturas y esculturas, el mayor precio fue para un Fernando Fader, es un paisaje de Pichiciego, Mendoza y se vendió en 65 mil dólares, una lindísima obra de Pedro Figari logró buenos 63 mil dólares. Roldán también vendió muy bien, logró el mayor precio del año, y el récord, para la venta de una obra de artista argentino contemporáneo, era de Antonio Seguí realizada en 1963, titulada “Caja de Señores”.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

En el Campo Desierto (Pichiciego) de Fernando Fader, 1914.

Todos Contentos de Pedro Figari, vendida por Martín Saráchaga.

Caja de Señores de Antonio Seguí, obra récord.