Es quizás la vida más aventurera y versátil de nuestro arte. Hay una dinastía de pintores Koekkoek desde el siglo XVII hasta el nacimiento de Stephen Robert en Londres en 1887.

En 1916 realiza su primera exposición en Buenos Aires y comienza un rotundo éxito. Sus obras se vendían fácilmente e incluso eran motivo de inspiración para jóvenes futuros artistas como Benito Quinquela Martín. También expone regularmente en Montevideo.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

 

Fotos:

El más expresionista Koek.

Un clásico de veleros.

El primer período post-impresionista.