Todo el siglo XX está marcado por la obra de Pablo Ruiz, el apellido Picasso es de su madre. Lo mismo ocurre con el otro genio, Diego Silva, cuya madre era Velázquez. Siempre se ha sostenido que el malagueño Picasso era muy machista y maltratador y curiosamente más del 90% de sus obras son referidas a las mujeres. Trabajó en todas las técnicas, pero son sus óleos lo más buscados. Tiene un período azul con obras muy tristes, algunas de las cuales estuvieron a la venta en Buenos Aires en 1934 y nadie las quiso comprar, en la famosa galería Müller. El más tierno de sus períodos es el rosa y luego está el cubista y todo lo abarcó, era como una esponja que absorbía todo lo que le interesaba.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Las mujeres de Argel, “versión O”.

Niño con pipa, vendido en 104 millones.

Mujer sentada junto a una ventana, vendida en 103 millones.