Sotheby’s vendió en 7 subastas 250 millones, Christie’s en seis subastas lo mismo y Phillips logró cerca de 180 millones en ventas con muchos nuevos artistas, era como una venta primaria y no de reventa de pinturas y esculturas.

Es muy raro que aparezca una figura de Odilon Redon, y un lindísimo pastel de una figura azul superó 1,8 millones, triplicando su base. El famoso puma de Bugatti, del cual existen 16 copias en bronce, alcanzó los 600 mil dólares.

El retrato de Hockney, realizado por Lucian Freud, duplicó su estimación y se vendió en 20,7 millones de dólares.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Los pumas de Rembrandt Bugatti siempre tienen comprador.

Bellísimo Odilon Redon que triplicó su base.

Magritte, figura del mercado surreal.