Lascano nació en la ciudad de La Plata el 6 de enero de 1947, en una familia de clase media con tradición de abogados. Si bien comenzó a estudiar derecho, siempre tuvo en claro su vocación de artista, por lo que abandonó la abogacía para dedicarse a las artes plásticas. Concurrió a unas pocas clases de pintura con Vicente Puig, pero su verdadera formación fue autodidacta. Aprendió leyendo y observando las obras de los grandes maestros, sobre todo de artistas de la escuela española como Murillo, Zurbarán y Velázquez, escuela con la que se identifica principalmente por el uso de la luz. Esta cualidad está presente en todas las obras de Juan Lascano, puesto que para el artista lo que tiene frente a sus ojos no es más que la excusa para avanzar sobre el lienzo, ya que en verdad lo que le interesa es poder plasmar la luz y la manera en que ésta se relaciona y actúa frente a los diversos objetos.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

“Mujer recostada”, 2017.

“Bodegón con membrillos”, 2020.

“Arroyo Bernal”, 2019.