Nacido en Montevideo en 1890, como Rafael Manuel Pérez Giménez, su familia estaba compuesta por españoles vinculados al arte y su padre, Antonio Pérez Barradas, se dedicaba a decorar paredes en la joven ciudad que crecía junto al Cerro. No se le conocen estudios académicos y sus primeros trabajos son caricaturas para periódicos y revistas de la ciudad. En 1913 un amigo músico comparte con él una beca para estudiar en Europa y parten ambos hacia Milán donde Marinetti, el filosofo de los futuristas, atraía a propios y extraños con su teoría del futurismo que el inteligente Pettoruti dejó de lado rápidamente.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Julio María Sanguinetti en la exposición.

Retrato de Pilar, óleo de su esposa.

Quiosco de Canaletas, acuarela.