Ciudad creada en medio del desierto, y con el único fin de ser el centro de juego en el mundo, en las últimas dos décadas cambió y se ha convertido en un centro de entretenimiento y sede de las más importantes ferias. Creo que el gran responsable ha sido el Sr. Steve Wynn, quien construyó varios hoteles, creó grandes espectáculos e introdujo el arte en la decoración de sus cuartos de hotel. Posiblemente su mejor obra fue el Bellagio, un hotel con refinamiento europeo y con un gran lago en su frente, donde cada 15 minutos hay un show fabuloso de aguas danzantes, con Andrea Bocelli como fondo musical.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Mujer en boina rojo anaranjada.

Hombre y niño.

Bodegón con canasta de fruta y flores.