Muchos de sus artistas plásticos tienen una gran demanda en todo el mundo. El mejor ejemplo es Gerhard Richter, quien trabaja en Colonia y es uno de los tres artistas contemporáneos más cotizados. La otra figura alemana del mercado es Sigmar Polke, nacido en Polonia, vivió, estudió y trabajó en Alemania y el 63% de sus obras se venden allí. Pese a nacer en Moscú, a Wassily Kandinsky lo consideran alemán. Es el padre de la abstracción y la mitad de sus obras se vende en Londres.

La nota completa escrita por Ignacio Gutiérrez Zaldívar pueden leerla en El Cronista.

Fotos:

Obra de Gerhard Richter subastada en Christie’s.

Sigmar Polke, ex colección Macklowe.

Amarillo, Rojo y Azul de Kandinsky.